miércoles, 6 de febrero de 2013

10 Consejos Para Hombres Que Quieren Salir con Mujeres Solteras





Las mujeres solteras lo somos por decisión propia.  Porque nos dimos cuenta que en nuestra última relación no éramos felices y porque sabemos que podemos conseguir y merecemos  algo mejor.

Después de terminar una relación y entre encontrar a una pareja nueva pasamos meses o años solteras.  Algunas veces es porque decidimos estar solas y solo queremos divertirnos.  Otras es porque no encontramos a esa persona que nos llene entonces vamos descartando candidatos.  Otras simplemente no esperamos ni pensamos nada y dejamos que la vida tome su curso normal.  Sea cual sea el motivo por el cuál estamos solteras, resulta que en ese tiempo de soltería tenemos casi siempre dos o tres hombres tratando de meterse debajo de nuestra falda.  Nosotras les hablamos, coqueteamos y damos esperanzas mientras los vamos conociendo hasta que uno de ellos sobresale y decidimos salir con él y ver lo que sucede. 

A veces tenemos buenos resultados pero la cosa no va a más por x o y razón.  Pero hay otras veces que ¡nos va mal!  y esas veces nos hacen lamentarnos nuestro estado de soltería.  Así que he decidido enumerar las pesadillas que las solteras vivimos y por las cuales no queremos volver a pasar.  Aclaro que estoy hablando de mujeres solteras de mentalidad abierta, las cuales no tenemos miedo o vergüenza de acostarnos con varias personas y no creemos en llegar vírgenes al matrimonio. Somos mujeres solteras modernas, sexualmente activas y no somos fanáticas religiosas.

Estos consejos son para los hombres: ¡por favor tomen nota!  y hagan algo al respecto.  Para evitar malos entendidos y así podemos llevar la cosa en armonía a la hora de la hora:

1.   Hombre casado o con novia haciéndose pasar por soltero: No, no nos interesas, no queremos nada contigo ¡déjanos en paz!  Si eres capaz de engañar a tu pareja, ni siquiera te consideramos como candidato.  Claro, puede que seas atractivo, puede que queramos acostarnos contigo pero ¿para qué? Si no tienes cargo de conciencia, como dice nuestra gran amiga y comadre Paquita la del Barrio en su canción “Rata de dos Patas”: rata de dos patas, te estoy hablando a ti; porque eres un bicho rastrero, aun siendo el más maldito, comparado contigo, se queda muy chiquito.  

Pero he de decir que algunas de las solteras sabemos que eres casado o que tienes pareja y aun así queremos acostarnos contigo.  Si, suele suceder.  Pero has sido honesto con nosotras desde un principio (respetamos eso) y aunque nos cuentes una historia de terror con tu pareja, estamos conscientes de que no dejarás a tu pareja por nosotras (salvo algunas solteras inexpertas que espero lean esto para aprender).  Pero decidimos acostarnos contigo porque nos gustas, porque nosotras te vamos a utilizar para nuestro beneficio y no tú para el tuyo.  No te preocupes, así como te abrimos las piernas, te desecharemos en un abrir y cerrar de ojos, cuando hayamos satisfecho nuestras necesidades.

2.    Amante manipulador que se cree nuestra pareja: Sí, ya nos acostamos dos o tres veces, la pasamos delicioso y queremos seguir viéndote pero eso no quiere decir que ya puedes comenzar a darnos órdenes, a decirnos como hacer las cosas o a manipularnos.  Nosotras no somos tontas.  Ya hemos tenido relaciones en las que nos han manipulado y no vamos a regresar a lo mismo.  Ya podemos identificar las señales.  Tampoco te creas con el derecho de gritarnos, de dejarnos plantadas, de mentirnos por esas tres veces que la pasamos de maravilla.  Esas son alarmas para no seguir contigo, porque si eres así en un principio vamos a tener miles de problemas después y la verdad…no estamos para eso.  Te recomendamos vayas a un curso de Manejo de Emociones antes de intentar salir con nosotras.  O por favor búscate a una niña inexperta.  Puede que ahora de joven te sirvan esas actitudes pero cuando llegues a viejo cariño, lo siento por ti, estarás completamente sólo y amargado.  ¡Que desperdicio de vida!

3.   No te importa ser malo (no, no malo… ¡pésimo!) en la cama: O sea, ¿no te importa que hayamos desechado a otros candidatos, que hayamos hecho el esfuerzo por ponernos bonitas con nuestra mejor ropa y maquillaje, por haber comprado esa lencería para esa noche que tanto hemos deseado? Entonces… ¿Para qué nos acostamos?  No importa que dormir contigo sea delicioso, o que los besos y abrazos sean fantásticos: Te lo juro que así no vamos a llegar lejos.

4.    Innie Weeny Teeny Weeny: Cuando las solteras hemos decidido acostarnos contigo, vamos a tu casa, empezamos con los besos y los toqueteos lascivos y de repente te tocamos allá abajo…la tienes delgada y/o pequeña ¡Ay! ¡Una de nuestras peores pesadillas! Sé que no puedes hacer nada contra la naturaleza pero… ¡en algo tienes que compensar! Hazte un experto del sexo oral, busca en la internet como puedes moverla mejor (te lo juro que hay quienes la tienen como tu pero la saben mover bien) pero si no haces nada para mejorar tu “condición” estamos mal. 

O sea…nos choca que te haces la vil bestia y nos das el peor sexo de nuestra vida.  Y encima quieres ser nuestro amigo en el Facebook o nos dices: “la próxima vez…(en este momento empezamos a pensar en el manicure que nos haremos mañana) que lo hagamos… (eeehhhmmmmmm ¿dijiste algo?)”.

5.      ¡No se te Paraguay!: Ya estamos listos para la acción después de muchos besos, de caricias indecentes, después de que la ropa voló por la habitación, pero…no se te para.  Y ni aunque hagamos la danza de los siete velos, ni por qué veas nuestro cuerpo escultural desnudo, o esa tanguita roja de encaje… se te para. ¡Horror!  Y luego nos vienes con los cuentos de siempre: “es que estoy muy borracho, es que tomé muchas drogas cuando era menor, es que las energías entre tú y yo no están niveladas, es que la luna tiene efecto en mí”, etc.   ¡no se te para!  Honestamente nene, ese si que es un grave problema.  Empecemos por el principio:  ¿Tu crees que el beber casi todos los días, el no ejercitarte, el usar drogas, el no comer sano no hace mella en tu cuerpo?  Pues sí que lo hace y se puede manifestar a la hora del sexo.   También puede ser que tengas traumas que hay que arreglar con el psicólogo o que sea un problema físico.  Pero si sabes que tienes problemas… ¿por qué amargarnos la noche?  Mejor cuídate o cúrate primero y después hablamos.

PD:  Ni hablemos del Viagra.  No es lo mismo.  Punto final.

6.   ¡Tenías que ser un Lambiscón!: ¡NOOO! No nos gusta que nos llames 50 veces al día, ni que nos mandes 100 mensajes con corazoncitos y ositos de peluche ni que pongas en tu Facebook estatus “en una relación” solo porque salimos un par de veces contigo.  Vámonos despacio, tranquilos, a lo mejor se desarrolla algo pero si te comportas como todo un psicópata que no ha tenido relación en años, eso nos aleja de ti en lugar de atraernos. ¡saldremos corriendo!

7.   Tenías que ser demasiado lento:  Es evidente que nos gustamos, que queremos pasar a más, que queremos llevarlo a “otro nivel” pero ¡no te vemos en acción!  No importa si te ponemos la mano en la pierna, no importa si te enseñamos una teta, no importa si te enseñamos las dos tetas:  ¡no reaccionas!  Te lo juro que en ese momento nos dan ganas de darte una bofetada para espabilarte.  Esta bien, comprendemos que eres tímido y que necesitas una empujadita, pero de verás… ¿te enseñamos dos tetas y NO REACCIONAS? ¡No puede ser!.

8.      ¿El tamaño importa?:   Bueno, ya te dijimos qué nos sucede cuando la tienes delgada y/o pequeña.  Pero ¿qué sucede cuando la tienes demasiado grande? Duele.  ¡y mucho! pero eso sucede si pretendes hacerlo como un caballo desbocado.  Todo tiene su límite.  Tienes que conocer al padre de tus hijos y tienes que pensar como mujer:  con este tamaño ¿Cómo la puedo complacer?  Lee libros, busca en internet, habla con amigos, estudia a la mujer.  Nosotras somos seres difíciles, ya lo sabes, pero no puedes vivir sin sexo toda la vida entonces conócenos y aprende como es que podemos llegar a complacernos mutuamente. Te prometemos que nosotras haremos nuestra parte también.

9.   Cuando pones tu foto de psicópata en alguna página para buscar pareja:   Perdona nene, pero verte desnudo tocando el violín en una página para buscar pareja no es arte.  No queremos hombres locos, queremos hombres normales.  Y poniendo que bebes 60 cervezas al día no es gracioso, solo nos indica que mejor nos mantenemos muy lejos de ti.  Tampoco queremos como primer contacto un correo electrónico de dos páginas.  Se breve, conciso, al grano.  Pon fotos normales, hazte un perfil atractivo y a lo mejor podemos entablar una amistad virtual.

10.  Cuidado con lo que pones en Facebook o Twitter: Porque sin duda lo usaremos en tu contra.   


2 comentarios:

  1. jejeje muy interesante el articulo aunque para un gay como yo no podre aplicar tus consejos con mujeres, aunque alguno si son aplicables a los hombres... ya estamos pensando en la dimension del intrumento.

    A.

    ResponderEliminar
  2. Esa que tu ya sabes24 de mayo de 2013, 16:24

    que gracioso este, no lo habia leido no....ta bueno!

    ResponderEliminar