lunes, 14 de mayo de 2012

Las Mujeres También Fingimos los Orgasmos

-->
Gracias a mis lectores adolescentes escribo esta nueva entrada.    Me han inspirado con sus comentarios y creo que es necesario develar todos los secretos para la educación sexual sin censuras.

Sí, lo confieso.  Las mujeres también fingimos los orgasmos.  No una, ni dos, ni tres veces sino que varias veces.  Incontables.    ¿Por qué lo hacemos?   Por tí,  por el que te acuestas con nosotras, por hacerte sentir bien.

La razón principal es porque no podemos tener un orgasmo en el momento del coito.  Y eso sucede por varias razones:

Simplemente nunca hemos experimentado un orgasmo.  No sabemos que es y aunque nos gustas mucho o siempre hayamos querido acostarnos contigo no logramos llegar al clímax que provoque un orgasmo.  Esto puede ser porque así somos, porque nos criaron de manera prejuiciosa o porque tenemos pensamientos negativos en contra del sexo.  Hay mujeres que tenemos una vida sexual activa, podemos llegar a excitarnos, pero no podemos llegar a un orgasmo.  En ese momento nos bloqueamos.  Este bloqueo se conoce como Anorgasmia  o frigidez.  Hay varios grados de frigidez que se explican en Wikipedia:  Anorgasmia 
La Anorgasmia es tratable y para ello es necesario tener una buena comunicación en pareja,  eliminar actitudes negativas o prejuicios y si es necesario ir donde un sexólogo o programa de educación sexual que nos ayude a solucionar el problema.

Tengo una amiga a la cual llamaré Rosa.   Rosa creció en una familia muy prejuiciosa y que pensaba que el sexo era algo prohíbido, oscuro.   Su madre, a la cuál la había dejado su padre, guardaba mucho odio contra los hombres y le decía a Rosa:  “Los hombres son malos.  Nunca te embaraces”.    Esa frase se la repitió durante toda su niñez y adolescencia.  Cuando Rosa llegó a la adultez, era muy difícil para ella estar con un hombre.   Siempre buscaba los hombres inadecuados  y al momento de hacer el amor nunca llegaba a tener un orgasmo.  Así que los fingia para complacer a su pareja.   A sus 43 años, se encontraba sin pareja y sin haber tenido hijos. Sus amigas le sugerimos que fuera donde un Sexólogo.  Resulta que lo que su madre le había dicho por años le había hecho una huella profunda y por eso estaba tensa y era frígida a la hora de tener relaciones.  El Sexólogo le hizo hacer algunos ejercicios para cambiar la mentalidad.   Rosa se fue de vacaciones a Tailandia este año.  Desde allá nos llamó a todas las amigas para contarnos que había conocido a un chico y por primera vez en su vida había experimentado un orgasmo.  ¡Estaba feliz!   

Las mujeres también fingimos los orgasmos porque no estamos sintiendo nada al momento de hacer el amor y queremos que la cosa se acabe lo más rápido posible.  Eso es porque a lo mejor la tienes pequeña y no sentimos nada, porque no lo haces bien o no tienes experiencia, o porque no somos compatibles a la hora de hacer el amor.    Eso es una de las pesadillas más grandes de la mujer:  Que nos guste alguien, que lleguemos a hacer el amor y no nos haga sentir nada.    Entonces no solo fingimos el orgasmo sino que también todo el acto: desde los gemidos hasta los gestos. Y nos preguntas “ ¿Te gusta?” y nosotras:  “a já...”.  Después de esa experiencia tu quieres seguir viéndonos y nosotras no te contestamos el teléfono o no te queremos ver más.  No somos capaces de decirte que fue una mala experiencia y que te olvides del asunto.

Yo, como peco de honesta, se lo dije una vez a un chico.  El se enojó conmigo de tal manera que empezó a hablar mal de mí ante otras personas.    Es por eso que es preferible hacerte pensar que somos unas cabronas por no querer tener más contacto contigo a que te comportes tú como un cabrón porque tu ego está herido.
Otra de las razones por las que fingimos el orgasmo es porque estamos cansadas, aburridas o no tenemos ganas y tú insistes en hacerlo.   Ya te digo:  Solo queremos complacerte pero también que se acabe pronto.  Así que por eso fingimos.

A veces te vemos que estás esforzándote enormemente por complacernos y hacernos llegar al orgasmo y nosotras ni sentimos la gana.   Así que para no herirte, lo fingimos, para hacerte sentir bien ( ¡Siempre pensando en tí! )



Una de las peores ocasiones en las que fingimos el orgasmo es porque realmente no nos llevas al orgasmo y te queremos.   Cada vez que lo hacemos tenemos que fingir.  Este es un juego peligroso porque si no hablamos contigo al respecto, con el paso del tiempo llegaremos a odiar tener relaciones contigo y a lo mejor no las tendremos.  En este caso es muy difícil para una mujer ser honesta porque no quiere herir los sentimientos de su pareja.  Todo es por la “hombría”.  En nuestra sociedad no estamos acostumbrados a hablar libremente del sexo, mucho menos de  hablar de problemas con el sexo.  Entonces los hombres se ponen a la defensiva y cortan la comunicación al respecto.  A las mujeres nos cuesta expresarnos al respecto y si tú nos cortas la comunicación pues no vamos a insistir.  Pero es necesario hablar y encontrar una solución para poder seguir con la relación de manera sana.  


En este caso hay mujeres que, como no hablan, se callan por años y fingen por años.   Hasta logran tener hijos con esa persona sin haber experimentado un orgasmo.    Según el hombre,  él es muy bueno en la cama.   Por eso es necesario tener una buena comunicación con tu pareja aún en el tema del sexo.   Llegar a conocer qué le gusta y qué no.  Decirse lo que sienten y piensan al respecto.  Esto hará que sean una pareja plena en todo sentido.

A veces tú te das cuenta de que estamos fingiendo.  ¡Eso es lo peor!.  Nosotras, por supuesto, lo negamos.  Eso es porque nuestra actuación no es magnifica o no tenemos experiencia en fingir.  No te preocupes, cada vez que fingimos mejoramos la técnica.


Y la última razón por la que fingimos el orgasmo (y esta te va a gustar) es que tienes mucha batería, quieres demasiado sexo y a veces nosotras ya no podemos más.  

Sabemos que no te gusta  enterarte que fingimos.  A nosotras tampoco nos gusta fingir y no nos gustaría  enterarnos que tú lo haces porque sabemos que tú también puedes fingir un orgasmo.  Pero es más fácil detectar a un hombre que finge un orgasmo que a una mujer.  Sabemos que somos unas actrices merecedoras de un Oscar.  Si entendido...no deberíamos de hacerlo...pero... ¡lo hacemos por tí!


Links de interés:
-->

Estudio explica por qué fingen orgasmos las mujeres

Por qué las mujeres fingen un orgasmo?

El 70% de las mujeres fingen orgasmos. 7 consejos para que no lo hagan contigo.

Por qué razón fingen orgasmos las mujeres?

Mujeres, no están solas. Los hombres también fingen orgasmos

4 comentarios:

  1. Sois terribles :-))

    Por cierto: corrige el "habemos" por "hay" :-))

    Un beso,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga,
    Interesante texto. A mí me gustaría que escribas algo sobre el sexo anal. Lo practicas? El ano es un órgano útil para penetrar. He escuchado también que a los holandeses les gusta que les introduzcan un dedo (o dos) cuando hacen el amor.
    Federico Vergara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Federico,

      Tomaré en cuenta tu sugerencia. Ese si que es un tema tabú en todo sentido!

      Y si, es cierto lo que se dice de los holandeses. A la mayoría les gusta eso.

      Saludos,

      Eliminar