lunes, 14 de noviembre de 2011

Egoísta

A mis lectores y amigos:

Antes de empezar la historia de hoy quiero darles las gracias.  Gracias a ustedes mi blog se está dando a conocer y está tomando vuelo.  Les agradezco por leerlo y por compartirlo. Por si no lo han visto, les comparto el video de la entrevista que me hicieron de la revista en línea Círculo Dilecto:


Egoísta

Quiero escribir del egoísmo, pero no el egoísmo de niños sino que el de adultos.  Porque son completamente distintos.  Por ejemplo de niños nos decían:  “No seas egoísta y presta tus juguetes”.  Estoy segura que más de una ocasión le hemos prestado el carro a la hermana, las herramientas al vecino, etc.  Y aunque no siempre nos va de maravilla (tu hermana chocó tu carro y tuviste que pagarlo tú porque ella no tenía dinero), seguimos prestando nuestras cosas.  Eso si, con cautela y no a cualquiera.

Pero el egoísmo en adultos se puede manifestar de distintas formas.  He aquí unos ejemplos:

·         Tengo una amiga a la que llamaré Pendeja. Su novio la tiene controlada y la llama a cada rato.   Las preguntas que le hace son:  ¿Dónde estás?, ¿Con quién estás?, ¿a dónde vas?.  Cada noche él le llama a las 10 de la noche en punto para ver si se va a dormir a esa hora.  A parte de que el tipo es un manipulador y celoso, también es egoísta.  ¿Por qué?  Pues por qué no deja a la Pendeja vivir.  Quiere controlar la vida de la Pendeja como que le perteneciera cuando no es así.  Pero también Pendeja tiene que dejar de ser Pendeja y poner al tipo en su lugar.

·         Tengo otra amiga a la que le pondremos de nombre María Magdalena.  Esta amiga es de las que va a reuniones donde van todos sus amigos y personas desconocidas.  Después de unas cuantas copas empieza a hacer drama.  Siempre provoca una pelea con alguien, hace que su mejor amiga esté de mediadora, involucra siempre a 3 o 4 personas en su pelea, arruina la fiesta o evento, grita, llora, se asegura que todo el mundo se entere.  Después de que María Magdalena hace su escena se queda un ambiente desagradable en la fiesta.  Además sus amigos la tienen que escuchar todo lo que ella tiene que decir y quejarse. Se están haciendo tan popular sus escenas que ya la están dejando de invitar.  Sus amigos están alejándose de ella y ella se queja de todo el mundo como si fuera de los otros la culpa, jamás de ella.   Eso a parte de que María Magdalena necesita un psicólogo y dejar de beber también es ser egoísta.  No se da cuenta que su actitud afecta y hiere a otras personas, en especial a sus amigos más cercanos. 

·         Conozco a alguien al que llamaré Estúpido.  Estúpido hace comentarios abusivos y agresivos en todas partes:  En persona, facebook, por teléfono, etc.  El piensa que es muy gracioso lo que hace.  Hay amigos que le aplauden lo que hace.  Algunas veces sus comentarios hieren a otras personas y aunque él lo sabe, se justifica diciendo que él es así y el que quiera que lo acepte y el que no, ya sabe que hacer.  A parte de que Estúpido tiene un complejo de inferioridad grande es egoísta.  Han habido ocasiones en que sus amigos tienen que ayudarle cuando las cosas se salen de proporción.  No se da cuenta que sus acciones afectan a otras personas y puede tocar sensibilidades o provocar sentimientos que no debería provocar.

·         Tengo una conocida a la que llamaré la Amiga de los Animales.  La Amiga de los Animales tiene un perro al cuál trata como que si fuera su bebé.   Lo saca a pasear a todos lados inclusive cuando la invitan a una reunión en casa, a un bar, etc.  Le pregunta al que organizó la reunión si puede llevar al perro.  Si esa persona le dice que si, lleva al perro y él orina, no se está quieto, quiere atención.  La Amiga de los Animales se enoja si no la dejas llevar al perro.  Dice que no eres comprensivo y ella tampoco va a la reunión porque no quiere dejar al perro solo.  Aparte de que a la Amiga de los Animales le falta un tornillo y seriamente necesita ayuda psicológica es egoísta.  Egoísta porque no se pone a pensar de que la acción de llevarse al perro a todas partes afecta a las demás personas.  Ella se piensa que todos debemos ser amigos de los animales como ella pero no se pone a pensar que puede haber gente alérgica  o gente a la que le dan miedo los perros. Aparte de que el perro ensucia y llena de pelos todo el lugar.



·         Tengo una amiga a la que llamaré Ensimismada.  Ensimismada me ha llamado para salir a tomar una copa.  Cuando salimos me habla sólamente de ella.  De lo que ha sufrido, de lo que le ha pasado, etc.  Se pasa todo el tiempo hablando de ella y cuando la interrumpo con algo que me pasa a mí, cambia la conversación inmediatamente y no presta atención.  También tiende a llamarme cuando necesita algo.  Se cree que yo tengo que solucionarle todos sus problemas.  Cuando me llama ni siquiera me pregunta como estoy, como ha sido mi día, que me ha pasado a mí. Ensimismada no se da cuenta de ello y a pesar de que se lo he dicho, continúa así.  Yo opté por alejarme de ella y por no contestarle sus llamadas.  Hace poco cambié de número de teléfono y también de dirección y no le dije nada.  A lo mejor eso le hace salir de su mundo y darse cuenta de que habemos más personas, a parte de ella, en el planeta tierra.  Esto es ser ultra re-contra egoísta.

·         Tengo una amiga que tiene novio y lo llamaré Lo Que Yo Digo  El vive con mi amiga y a veces se le olvida avisarle a ella de actividades que él ha planeado con ella.  Cuando mi amiga le reclama, Lo Que Yo Digo le dice que lamentablemente no pueden cambiar los planes y se tienen que hacer como él dice.  Mi amiga se está cansando del asunto y él va por la vida como que si nada estuviera pasando  Y aunque ella hable con Lo Que Yo Digo, él pareciera no comprender que él está en una relación en la cuál los dos deben de tomar decisiones.  A parte de que Lo Que Yo Digo es un Narcisista está haciendo que mi amiga viva SU vida en lugar de vivir la vida como pareja.  Esto es demasiado egoísta.


Y así podría seguir con miles de ejemplos pero no acabaría nunca de escribir.    Está en nosotros mismos cambiar las diferentes formas del egoísmo, porque al final, somos los egoístas que pensamos que tenemos derecho a imponer a los demás lo que queremos.  Porque nuestras acciones afectan a personas (en especial a las que más nos quieren) y nos quedaremos con un sabor amargo cuando notemos que las personas se alejan de nosotros por ello.  Tenemos que concientizarnos y ver que actitud egoísta estamos tomando para así cambiarla y dejar de afectar a nuestros seres más queridos.  Al final, la vida da vueltas y nunca sabemos cuando lo que estamos ofreciendo, será regresado por alguien más lo cuál nos afectará en su momento.    

Le agradezco a mis amigos íntimos por haber estado ahí en mis momentos egoístas. Porque todos en este mundo hemos tenido más de algún episodio egoísta, incluyéndome a mí. Espero haberlos cambiado todos.  Excepto cuando no quiero compartir mi helado de chocolate, ahí si que todavía soy egoísta. 




Video de Belinda – Egoísta ft.  Pitbull

3 comentarios:

  1. SOY YO, YA SABES QUIEN14 de noviembre de 2011, 23:08

    El unico que no es egoista en tu cuento es el perro.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre una excelente historia...y tan cierta!

    ResponderEliminar