jueves, 24 de octubre de 2013

Los hábitos, las costumbres, los pensamientos y las conductas ¿Se contagian?




La semana pasada leí lo siguiente en el muro en Facebook de alguien:   “Si usted desea ser alcohólico, pues se junta con los alcohólicos. Si se contagia de gripe es porque se juntó con alguien que tenía gripe.  Los delincuentes se juntan entre delincuentes. ¿Qué le trato de decir? Que los hábitos, las costumbres, los pensamientos, las conductas, se contagian.   Si usted desea crecer, pues tiene que juntarse con los que crecen.  Los mediocres se juntan con mediocres, los exitosos se juntan con los exitosos”.  Después de esto había un hashtag que decía #SiempreImparables y venía de una página en Facebook llamada Mundo de Millonarios.

Como se podrán imaginar, se volvió un merequetengue de opiniones con respecto a estas frases. Voy a escribir mi opinión al respecto y el por qué lo opino pero los invito a que pongan comentarios con sus opiniones.  Mi opinión no quiere decir que sea lo verdadero.  Las opiniones de cada persona se definen por las experiencias propias y creencias.  Así que por lo mismo respeto la opinion de cada quién.

Para empezar he de decir que me puse a ver la página de Mundo de Millonarios para ver un poco la mentalidad de la persona que escribió esto.  Es una página que incentiva a las personas a pensar y ser como los ricos.  Hablan mucho del dinero, de negocios, del trabajo, deudas, oportunidades, obstáculos para ser ricos y tener éxito.  Citan a personajes como Roberto Kiyosaki, Bill Gates, T. Harv-Eker y Donald Trump.   Pienso que la persona que escribió la frase es religiosa ya que me recordó a una frase famosa de la Biblia:  “El que anda con sabios sabio será; más el que se junta con necios será quebrantado (proverbios 13:20)”.

Analizando la frase comienza con el pronombre personal “Usted”.  Desde ahí sabemos que es nuestra responsabilidad.   La primera frase dice:  “Si usted desea ser alcohólico pues se junta con alcohólicos”.   El ser alcohólico es una enfermedad.  La característica del alcohólico es que no puede controlar el consumo.  Si la persona que es alcohólica se junta con gente no alcohólica seguirá bebiendo porque no puede controlar el consumo.  Beberá a escondidas.  Las razones del alcoholismo son:  herencia, falta de educación, problemas de socialización (se sienten excluídos de cierto lugar), problemas familiares o hábito que se convierte en dependencia.   Así que si vemos a un alcohólico juntándose con otro alcohólico es porque se siente comprendido.  No creo que alguien busque deliberadamente ser alcohólico. 

Seguimos el análisis:  “Si se contagia de gripe es porque se juntó con alguien que tenía gripe”.  Esto es totalmente falso.  Puedo tener gripe porque me descuidé, no me puse el suéter o no me puse calcetas.  Puedo tener gripe porque estaba en el bus y alguien tosió o estornudó en ese momento.  Me contagié por ello pero no fue porque me junté con esta persona.  Me puedo también contagiar en el trabajo porque uno de mis compañeros se pasó tosiendo todo el día.  No me junté con él sino que me tenía que sentar obligadamente a la par de él.

“Los delincuentes se juntan entre delincuentes”.  Hay delincuentes bien vestidos, con trabajo, que pueden parecer de lo más decentes pero están robando millonadas de dinero.  ¿Qué hay de los jóvenes que nacieron en cuna pobre?  No es que se juntaron con los delincuentes sino que crecieron aprendiendo a ser así. 

Pienso que el verbo “juntar”  está mal utilizado en estas primeras frases. En mi opinión, con ese verbo se pierde la fuerza del mensaje.  Pero ese verbo lo escuchamos a lo largo de nuestra vida como advertencia:  “Si te juntas con esa mujer vas a parar mal influenciada”.   “Si te juntas con esos muchachos vas a parar siendo delincuente”, “Si te juntas con la fulana vas a terminar perdiendo el año escolar”. ¿Pero que tan cierto es esto? ¿Por qué el meternos miedo con las consecuencias en lugar de explicarnos el por qué?

Cuando yo tenía 15 años conocí a la que ahora es mi mejor amiga, Claudia.  Mi mamá hizo lo imposible por separarme de ella. Mi mama me decía cosas como:  “No te conviene ella es mala influencia” “te va a llevar por el camino del mal”, “si sigues de amiga de ella vas a parar de prostituta o alcohólica”. Lo que a mi mamá no le gustaba de ella es que era una chica como todas: salía, tenía novios, fallaba en algunas clases, iba al cine, iba a bailar.  Claudia me contaba de todo lo que hacía y yo me ilusionaba con querer hacer lo mismo.  Eso era lo que a mi mamá no le gustaba porque ella quería mantenerme como una monja:  no me dejaba salir, no me dejaba tener novio, no me dejaba ir a bailar, no me dejaba ir al cine con amigos.  Todo eso a pesar de que yo era una estudiante brillante y una excelente hija.  Mi mamá llegó al extremo de ir a hablar con la Directora del colegio para separarme de clase con Claudia y la Directora lo hizo.  Aún así Claudia y yo nos empeñamos en seguir la amistad.  A pesar que Claudia y yo somos competitivas y opuestas en nuestras opiniones hemos llegado a formar una amistad duradera.  Mi vida no sería la misma sin ella.  Nos hemos apoyado en las buenas y en las malas durante todos estos años y ella ha sido como una hermana para mí.  Juntarme con Claudia fue lo mejor que he hecho en mi vida.  Las consecuencias de esa junta es tener a una amiga en la cuál apoyarme cuando necesito.  Las razones de mi madre no eran válidas.

No estoy diciendo con esto que todos los adultos están equivocados cuando nos prohíben juntarnos con alguien siendo adolescentes.  Pero cada persona tiene su propio criterio para saber lo que le hace daño o lo que no.  La influencia de una persona a otra puede ser mayor o menor dependiendo del carácter y experiencia de ambas.  Una persona fuerte puede influenciar a una débil, una persona con experiencia puede influenciar a alguien que no la tiene. 

Durante la vida nos vamos a rodear de amistades que no nos convienen aunque creamos que sabemos elegir nuestras amistades.  Nos vamos a dar cuenta porque esa persona:  no nos acepta como somos y nos humilla o trata de hacernos cambiar.  Esa persona nos hace hacer cosas para ser “aceptados” como tomar drogas o alcohol.  Esa persona nos hace sentir que no debemos de tener otras amistades, solo la amistad de ella.  Esa persona nos hace sentir que nos quedamos sin energía ya que la succiona cual sanguijuela succiona la sangre. Esa persona nos hace sentir que solo ella puede hablar de sus problemas, que debemos de estar ahí cada vez que nos necesite y que debemos de tener las respuestas a todas sus preguntas pero no nos da nada a cambio.  En fin, habrán un sin número de malas influencias en nuestra vida (no me refiero sólo de adolescentes sino que también como adultos) y mientras más experiencias tengamos con las personas que nos influenciarán negativamente, más estaremos preparados para cuando vengan otros.

En el caso específico de adolescentes los padres tienen un papel importante. Los padres tienen que aconsejar, tener una buena comunicación, inculcar valores y ser responsables con sus hijos.  En mi caso mi mamá pensó que mi amiga Claudia me mal influenciaba porque ella era una adolescente con una vida normal y yo no. Yo era mormona y tenía que seguir una vida digna y recatada pero mi mamá lo llevó al extremo prohibiéndome hacer cosas normales como ir al cine con personas que no eran mormonas.  Me reprimió tanto en la adolescencia en todo sentido que para cuando yo tuve la libertad de hacerlo lo hice en extremo.   Y esa no fue la mala influencia de mi amiga Claudia sino que era porque yo ya tenía la libertad para hacer lo que tanto me habían prohibido. 

Yo pienso que las personas que se dejan influenciar por otras, adolescentes o adultos, es porque:  sienten un vacío y esa persona los hace sentir importantes, se sienten incomprendidos y sienten que esa persona los comprende, tienen la autoestima baja, tienen padres demasiado estrictos o han tenido una vida muy austera y esa persona no la tiene, le hace falta amor o cariño y esa persona se lo ofrece.  Uno se deja influenciar por la carencia de algo y es ahí donde se debe de profundizar: ¿Qué se carece?

Luego de las primeras frases ya analizadas, vienen una explicación de la persona que las escribió “¿Qué le trato de decir? Que los hábitos, las costumbres, los pensamientos, las conductas, se contagian. “  ¿Se contagian? Se contagia un virus, una enfermedad, una infección y un sentimiento o actitud.  A ver, si alguien tiene como hábito fumar y nos ofrece un cigarillo está en nosotros aceptarlo o no, pero porque esa persona fuma no se nos contagia como un sarampión.   Si alguien tiene la costumbre de salir de miércoles a domingo está en nosotros si hacer lo mismo o no.  No nos vamos a contagiar como cuando se contagia una varicela.  Si una persona piensa cosas negativas y nos las transmite, está en nosotros aceptar esos pensamientos pero no se nos van a contagiar como el virus del Sida.  Si esa persona tiene una conducta rebelde e irresponsable está en nosotros hacer lo mismo pero no nos va a contagiar como se contagia la alegría o la tristeza.  A mí me parece que el verbo contagiar está mal en esta frase.

Para concluir se lee: “Si usted desea crecer, pues tiene que juntarse con los que crecen.  Los mediocres se juntan con mediocres, los exitosos se juntan con los exitosos”.   

Yo no estoy totalmente de acuerdo con esto.  Durante la vida vamos a tener de todo tipo de amigos y por ciertos carácteres, experiencias, convivencias, entre otras cosas vamos a conservarlos o deshecharlos.  Muchas veces algunos de los amigos que conservamos puedan parecernos que en su vida podrían hacer otras cosas mejores de como las suelen hacer y nos dan ganas de sacudirlos y hacerles ver que están erróneos y los aconsejamos pero no cambian.  ¿Y por ello vamos a dejar de ser sus amigos? ¿Porque decidieron ser mediocres?.  

Lo que si es cierto es que alguien con éxito o alguien alegre o alguien con una meta puede influenciarnos positivamente.  Yo llevaba años queriendo publicar lo que escribía y no lo hacía por miedo al rechazo, por haragana y por que creía que no era lo suficiente buena.  Hasta que empecé mi amistad con David.  David es un hombre maduro que tenía un puestazo en mi trabajo.  Por lo mismo ganaba mucho dinero y tenía muy buena reputación en el ámbito profesional.   Un día mi empresa decidió reorganizar y despidió a la mitad de la gente y entre ellos estaba David.  David había trabajado por 16 años en la empresa.  Le dieron una buena indemnización por todos los años que trabajó ahí.  Le pregunté que pensaba hacer y me dijo: “voy a hacer dos de mis sueños realidad:  voy a escribir mi primer libro y voy a viajar por el mundo”.  Se tomó nueve meses de sabático y efectivamente escribió un libro de sus experiencias en el viaje y de lo que sentía de haber sido alguien importante en una gran empresa y después no tener nada más que la libertad de realizar sus sueños.  Cuando regresó del viaje le pregunté si iba a buscar trabajo y me dijo: “no, lo que quiero hacer es escribir otro libro”.  Decidió escribir un libro llamado “Amsterdam The Essence  (La Esencia de Amsterdam)”.  La idea era  entrevistar personas que le dijeran lo que para ellos que era la esencia de Amsterdam.  Le dieron la idea de que entrevistara a un tatuador famoso de Amsterdam que se llama Henk Schiffmacher que vivía cerca de su casa.  El lo entrevistó y a Henk le gustó tanto la idea que le dio otros nombres para que entrevistara y así empezó a entrevistar gente famosa de Holanda como la actriz de Hollywood Halina Reijn, el rapero Def P, el artista de la calle Laser 3.14 entre otros.  Consiguió a alguien que le ayudara a diseñar el libro y alguien que le ayudara a fotografiar a todos los entrevistados y de repente el libro tomó tanta popularidad que para el lanzamiento del mismo una televisora le ofreció un local para que todos los entrevistados llegaran y el libro fuera presentado a lo grande.   

Cuando yo ví todo lo que David había logrado con tan sólo realizar su sueño y hacer lo que quería me inspiró  a comenzar este blog.  Ya estoy trabajando en publicar mi primer libro y ya tengo la idea para un segundo.   Así que por favor agradezcanle a David por Los Cuentos de Kutz.

Yo creo que la persona que escribió el mensaje que acabo de desbaratar debió de resumirlo en: “Si usted quiere crecer, crezca, si quiere tener éxito, luche por ello y si quiere un empujón para realizar sus sueños busque a gente que le ayude a pensar positivamente y que le inspire”.  


Así de simple. 

1 comentario:

  1. Mi amiga del alma, Gracias por tan bonito reconocimiento, me encantó esta forma de escribir pues la conducta humana es más simple de lo que la mayoría de gente se inventa... En mi opinión creo que si tus cimientos son de concreto difícilmente se destruyen. Yo si creo en los valores que desde pequeños nos inculcan nuestra familia, de allí fortalecemos nuestro carácter. Ser Padres significa mas de prohibición. Se enfoca a la formación y cuidado de los hijos que son como una empresa y dependen de esa formación para que se realicen en sus propósitos o no. Claro que las curiosidades y la morbosidad entrarán en la mente y como tu dices es normal querer experimentar, pero según tus valores inculcados allí estará el límite. Definitivamente ay que ser muy valiente para perseguir los sueños..ý nunca es tarde para hacerlo!! te felicito mi amiga que buen artículo y me estremeció....pd. (deveras creía tu mamá que pararía así???) jajajaja TQMUCHO ..Claudia

    ResponderEliminar