lunes, 16 de enero de 2012

La Gordura



Cuando yo era niña, adolescente y luego entré a la edad adulta, era flaca. Era tan flaca que de apodo me decían "La Popotitus" (una fusión entre la canción de Popotitos de Enrique Guzmán y mi apellido Titus).  En la canción, Enrique Guzmán cantaba frases como:  "Sus piernas son como un par de carricitos" o "Cuando hay aire fuerte parece volar".  Así era yo:  tan flaca que mis piernas parecían un par de palitos.  No tenía muchas curvas y toda la ropa me quedaba grande.  La ventaja de haber sido flaca es que podía comer lo que quisiera.  Así que cuando iba a comer con amigas que tenían la tendencia de engordar, me envidiaban de ver como comía.  Yo comía como un camionero:  inmensas porciones de pastel de chocolate, cuatro tacos llenos de queso, un helado con cinco sabores distintos.  



Hasta que llegué a los treinta y tres años de edad.  Ahí mi cuerpo comenzó a conservar la grasa y empecé a engordar.  Acostumbrada a comer de todo, no sabía que hacer para bajar de peso.  Me puse a hacer dietas que solo me provocaban el efecto Yo-Yo:  bajaba unos dos o tres kilos para luego empezar a subir.  Me sentía muy mal conmigo misma, en especial cuando conocidos me decían: "¡Que gorda estás!".

A mi novio lo tenía harto ya que le pedía su opinión con respecto a mi peso casi todos los días.  Hasta que un día lo acusé de que él me había llamado gorda.  El, con mucha paciencia, me dijo:  "Yo creo que te estás volviendo loca con eso de la gordura.  Las palabras de las que me acusas no las he dicho yo, sino que tú". Ahí fue cuando abrí los ojos y empecé a analizar el por qué me sentía tan mal por haber subido unas cuantas libras.  Luego me dí cuenta que los conocidos que me habían llamado gorda de una manera despectiva, también me habían llamado flaca de una manera despectiva años atrás.

Me di cuenta que ese era un tipo de discriminación por mi peso fuera gorda o flaca.  Investigando al respecto, encontré que esta forma de discriminación tiene el nombre de "Sizeism" en inglés, que en español se traduciría como "Tamañismo" (aunque no encontré en ningún lugar la traducción oficial). Este tipo de discriminación se basa en el peso (gordo, flaco) y/o en el tamaño (alto/bajo).  Puede tomar varias formas:  desde no contratar a alguien por ser una persona baja (ejemplo:  modelos y azafatas tienen que tener cierto tamaño) hasta tratar a los gordos o flacos con desdén y desprecio por su tamaño.  Los humanos somos de una diversidad increiblemente variable y dependiendo de donde nos encontremos podemos ser muy altos, bajos, flacos o gordos.

Pero hablando de la gordura específicamente, a veces llegamos a ser muy despectivos: "Cerdo, coche, marrano, tonel, elefante, closet, glotón" son algunos de los adjetivos con los cuales nos referimos a una persona gorda o con sobrepeso.



Nada mejor para explicarlo que con estas frases de Georges Vigarello en el artículo Cuando la gordura perdió su buen nombre

"Un fenómeno completamente nuevo caracteriza a la obesidad en nuestros días: se ha convertido en una epidemia, en una 'enfermedad' común muy extendida y perfectamente identificada.  El obeso es un enfermo social, un estorbo caro, un individuo sin voluntad."
"[El obeso tiene] la inevitable sensación de estar desgarrado: siente su identidad quebrada y, al mismo tiempo constata la imposibilidad de recomponerla.  El sujeto vive en un cuerpo que le traiciona".
He leído las estadísticas que da la Organización Mundíal de la salud sobre la Obesidad y sobrepreso  (En este link pueden leer acerca de las causas de la obesidad y el sobrepeso y sus consecuencias)  Un dato realmente alarmante es de que en el 2010 alrededor de 43 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso.  

Algo de lo que tenemos que ponernos a pensar  es que hace veinte o inclusive diez años comíamos diferente a lo que comemos ahora.  Yo recuerdo que antes mi abuela o madre al querer hacer el puré de papa, por ejemplo, pelaban las papas, las cocían, para luego preparar el puré.  Esta preparación toma mas o menos una hora.  Ahora es distinto.  Ahora vas al supermercado y encuentras un paquete con puré de papa ya hecho.  La preparación toma 5 minutos.  Lo que no nos ponemos a pensar es en el proceso que se tomó en preparar este paquete de puré de papa.  Y ahí es donde comienza el problema:  ingredientes en la comida o bebida que ayudan a preservarla pero que son dañinos para nuestra salud.  No sabemos lo que comemos, por eso tampoco sabemos que es lo que nos hace engordar.

Acá les dejo un link para aprender sobre la Nutrición y buena salud.

Algunas de las personas gordas o con sobrepeso no están así porque comen mucho o porque tienen mala nutrición.  Es porque tienen una condición física que les hace engordar.  Por ejemplo:  problemas con la tiroides.  Nosotros como sociedad asumimos que todas las personas gordas no se cuidan, que son gordas porque comen mucho y ¡Que Horror! Tendemos a decir que estas personas son feas, perezosas, indeseables y que están gordos porque quieren, por qué no hacen nada, cuando en realidad estas personas no pueden hacer nada por su condición.



Yo personalmente tengo amig@s que desde niñ@s o adolescentes tienen sobrepeso, pero que sus personalidades son maravillosas y su espíritu es inquebrantable.  Bell@s y hermos@s amig@s que atesoro por lo que ofrecen y no por como lucen.

Pero no es solo la gente la que nos influye a la hora de discriminar a alguien gordo o con sobrepeso.  También lo vemos en la televisión, anuncios en carreteras, etc.  Y a veces por querer permanecer delgad@s llegamos a extremos enfermizos.  Veamos unos ejemplos:

Miren a esta modelo:

                                                                Imagen de Dietsh.com

o esta otra:

                                                Imagen de  Keepweighting.wordpress.com


A mi ninguna de las dos me parece bonita ni mucho menos atractiva.  Yo lo que veo es una grave y peligrosa Anorexia que necesita ser atendida con urgencia.

Ahora vean esto:

                                                           Imagen de Mommyish.com

Este fue un anuncio publicado en el New York Times el día después de Halloween del 2011.  Lo sacó la firma Ashley Madison, una agencia que se dedica a promover citas por internet.  Se lee: "¿Te asustó tu esposa anoche?" y muestra a una mujer obesa en ropa interior.  Este anuncio sugiere de que las mujeres gordas o con sobrepeso no merecen una relación de compromiso, respeto, amor o sexo.  Además de sugerir de qué hace el hombre con una mujer así, mejor serle infiel con alguien que luzca mejor.

Me parece un anuncio denigrante y fuera de lugar y me sorprende que un periódico tan serio como el New York Times haya publicado este anuncio tan de mal gusto.  

Para acabar con mi gordura me puse a leer unos libros que me han ayudado a comprender lo que como y bebo.  Leyendo estos libros me doy cuenta que el comer mal va más allá que el azúcar, la sal y cosas que ya sabemos de sobra que nos hace daño a nuestra salud.  También es la forma en que se fabricaron las cosas, los ingredientes que se han ido agregando en el proceso, etc.  En uno de los libros dice: "No te comas algo sino sabes que lo puedes cultivar o encontrar en la naturaleza".  Si basamos nuestras comidas en ello, estoy segura que hay muchos alimentos que eliminariamos de raíz.  También estoy haciendo ejercicio.  Sé que no seré nunca más tan flaca como lo era (ya no me podrán llamar la Popotitus)  pero al menos ahora sé que puedo hacer para evitar engordarme a grados extremos.  Si yo me siento bien con mi cuerpo entonces los demás también lo harán.

Para terminar quiero dejarles este link de una asociación Española llamada Gordos.org que ofrece información y consejo para la gente gorda o con sobrepeso.  Gente gorda como dice Mika "You are beautiful!" (¡son hermos@s!).



Me gustaría tener comentarios de mis lector@s sobre este tema tan controversial.

Links de interés:





































4 comentarios:

  1. Ok: tus deseos son órdenes :-))

    El que te habla, hace unos años, hizo 100 kilos en canal: perdí 28 y, hoy en día, estoy en 69 (perdí unos poquitos más el año pasado).

    Lo cierto es que somos lo que comemos: mi casera siempre dice que "no se ven gordos en las guerras" y creo que no le falta razón.

    Lo cierto es que la comida es un tema complejo: cuando le pesas a la gente lo que habitualmente comen o directamente les calculas el contenido calórico, casi nadie puede creer lo que ese sencillo plato, ese simple bol de cereales, esa lata de refresco o ese pequeño snack representa en su dieta.

    En última instancia, y eso es de verdad lo importante, tienes que sentirte bien con tu cuerpo: si te da igual el sobrepeso, pues entonces sé feliz y, si no es así, entonces intenta remediarlo.

    De igual forma, conozco el caso de varias personas muy delgadas que llevan años luchando por engordar (Dios le da pan a quien no tiene dientes :-)): una vez más, se trata de hacer aquello que te haga feliz :-))

    Un saludo gigante,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  2. lo que te pasó se llama KARMA.. por comer desenfrenadamente enfrente de tus amigas hambrientas...jajajajaja...

    La solución de la obesidad es más sencilla de lo que parece: quiero vivir muchos años? cuido mi cuerpo comiendo sano.... me quiero morir rápido?? me trago todo lo que se me antoje... es cuestión de decisión...saluditos!!!...Claudia Ch.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen tema, si me acuerdo mucho lo flaca que eramos tu y yo. A mi tambien me decian popotitos cuando nos fuimos a vivir a la zona 21. Pero como tu dices, era en una forma despectiva. Estoy de acuerdo contigo que el comer bien y ejercitarse es la manera de mantenerse saludable, no flaca, saludable, con energia. Tambien comparto tu punto de vista en cuanto a las razones por las que una persona es gorda, nunca sabemos porque y no deberiamos juzgar, muchas veces estan asi por situaciones que no pueden controlar. Pero nuestra sociedad esta tan acostumbrada a compararse con lo que ven en los medios de comunicacion, lo cual es superficial a mi parecer. Por eso yo no tengo TV en casa para que las nenas no tengan que ser bombardeadas con esas imagines, por lo menos mientras son pequenas. Les estoy ensenando a comer correctamente y a mantenerse activas. Es triste ver a tantos ninos obesos en estos dias, sentandos viendo TV por horas, pero como dije anteriormente, no sabemos las razones. Buen tema mi querida amiga!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy buen tema, si me acuerdo mucho lo flaca que eramos tu y yo. A mi tambien me decian popotitos cuando nos fuimos a vivir a la zona 21. Pero como tu dices, era en una forma despectiva. Estoy de acuerdo contigo que el comer bien y ejercitarse es la manera de mantenerse saludable, no flaca, saludable, con energia. Tambien comparto tu punto de vista en cuanto a las razones por las que una persona es gorda, nunca sabemos porque y no deberiamos juzgar, muchas veces estan asi por situaciones que no pueden controlar. Pero nuestra sociedad esta tan acostumbrada a compararse con lo que ven en los medios de comunicacion, lo cual es superficial a mi parecer. Por eso yo no tengo TV en casa para que las nenas no tengan que ser bombardeadas con esas imagines, por lo menos mientras son pequenas. Les estoy ensenando a comer correctamente y a mantenerse activas. Es triste ver a tantos ninos obesos en estos dias, sentandos viendo TV por horas, pero como dije anteriormente, no sabemos las razones. Buen tema mi querida amiga!!!

    ResponderEliminar