miércoles, 19 de junio de 2013

No Quiero Tener Hijos ¿Y Qué?




La sociedad nos enseña que tenemos que estudiar, enamorarnos, casarnos, tener hijos, comprar una casa, comprar un carro, etc.  Lo puedes ver en los amigos de tu edad, casi todos se casan al mismo tiempo, casi todos tienen hijos al mismo tiempo y los que no quieren hacerlo se sienten perdidos porque sus amigos, siguen las reglas del juego. 

Las mujeres, sobre todo, sienten la presión de seguir las normas de la sociedad a cabalidad.  Si están solteras les preguntan:  ¿Cuándo vas a tener novio?  Si tienen novio: ¿Cuándo te casas?  Si se casan: ¿Para cuándo el primer hijo?, etc. 

En Latinoamérica hay pocas mujeres que quieren dedicarse a su carrera y dejan lo del matrimonio y los hijos para después.  Estas mujeres son las más presionadas por familiares y amigos para casarse y tener hijos, en especial si sobrepasan los 30 años.

Yo soy soltera y tengo treinta y ocho años.  Para los estándares Latinoamericanos a mí ya me dejó el tren (o sea que ya no me casaré ni tendré hijos nunca).  Para los estándares Europeos todavía podría tener un hijo (talvez dos) pero tengo que apresurarme porque ya voy llegando a los cuarenta años.   Tengo amigos y familia que me han hablado al respecto y hasta me han aconsejado que debería de tener un hijo sola.  Yo tuve instinto maternal por tres años.  Ese instinto maternal fue a raíz de las circunstancias que me rodeaban en el momento (todos mis amigos, casi al mismo tiempo, estaban teniendo hijos).  Analizando profundamente el por qué no he tenido un hijo es por una razón sencilla: No he encontrado a la persona indicada con quién tenerlo.  Yo crecí sin padre y con limitaciones ya que fui extremadamente pobre.  Mi madre trabajaba más de 40 horas a la semana para recibir un salario que más o menos alcanzara para mantenernos a mi hermano y a mí.  

No solo éramos de una familia de clase pobre sino que mi madre tenía un problema: gastaba más dinero del que tenía.  Recuerdo a mi madre pedirle prestado dinero a quien fuera con tal de pagar todo lo que necesitaba.  No era porque no le alcanzaba el salario sino que también por las decisiones que tomaba con respecto al dinero.   Como trabajaba tanto, yo pasaba muchas horas sola o con mi hermano y eso hizo que me criara sola.

Al ser adulta decidí que si iba a tener hijos lo iba a hacer con una pareja con la que juntos planeáramos y quisiéramos hacerlo para apoyarnos emocional y económicamente.   Ahora, como mujer moderna y soltera, podría tener un hijo por inseminación artificial.  Pero vivo en un país en el que no tengo familia que me apoye.  Al tener un hijo sola tendría que velar por mí misma y por él 24 horas los 7 días de la semana.  Es fácil decir:  “Pero ese hijo te traerá felicidad” ,“embarazarse y sentir al hijo crecer en tu vientre es lo más hermoso del mundo”, “cada vez que te sonría sabrás que los sacrificios que has tenido valen la pena”, "con que le des amor es suficiente".  Pero a la hora de la hora ¿Quién me va a apoyar cuando mi hijo (a) se enferme?  ¿Qué sucederá si yo me enfermo?  ¿ Qué tal si necesito comprar algo de emergencia y no tengo el dinero, a quién voy a acudir?  ¿Y si me quedo sin trabajo?

Por esas y muchas preguntas más sin obtener una respuesta que sea afirmativa o positiva, he decidido que si en estos últimos años que me quedan antes de llegar a los cuarenta (o aún después de los cuarenta) no encuentro al hombre de mi vida, no pasa nada, puedo vivir sin hijos, estaré bien, no me moriré.  Tampoco se acabará el mundo si no lo hago.  Prefiero estar sola que traer a un niño a vivir con limitaciones o solo con su madre sin conocer a un padre.  La razón principal es que quiero darle a mi hijo (a) mejor vida que la que tuve en mi niñez.

Pero al parecer soy solo yo la que está tranquila con esa decisión.  Mis amigos y familiares me dan discursos sobre anatomía humana o de las virtudes de tener hijos.  Y mientras me lo dicen sus hijos están alrededor de nosotros llorando, pataleando, haciendo berrinches y escucho los gritos de ellos tratando de calmarlos.  Si veo eso, menos ganas me dan de tener hijos.

Tengo amigas que tienen pareja y de mi edad.  Y las presionan igual que a mí por no tener hijos todavía.  Pero son ellas las que no quieren.  Se sienten bien así como están, tan solo con el esposo o novio.

Y yo me pregunto:  ¿A los demás qué les importa?  ¿En qué les afecta su vida si no tenemos hijos?  Lo puedo entender de mi madre por ejemplo: no le daré el gusto de tener un nieto de mi parte.  Pero ella ya tiene una nieta de parte de mi hermano.  ¿No es eso suficiente?   

Una amiga mía que tampoco quiere tener hijos me dijo:  “Lo único que me preocupa es que cuando seamos viejitas no tendremos nietos que nos alegren los últimos días de nuestra vida”.  

Yo tengo “sobrinos postizos”.  Varios de los hijos de mis amigos me llaman “Tía”.  Una de las hijas de mi mejor amiga hasta me incluyó en un collage que hizo de su familia.  Así que pienso que si tengo sobrinos postizos también podré tener nietos postizos. 

Así que a todos esos amigos y familiares que quieren que tengamos hijos les digo:  Déjennos en paz.    Preocúpense por sus hijos ya que algunos de ellos carecen de suficiente educación, afecto y/o comprensión. 

6 comentarios:

  1. Cada vez hay más gente en el mundo que no desea tener hijos. Se da en todas partes:
    En Japón, en USA, en España, en Alemania, en Méjico...
    El porcentaje de parejas y personas en general (casadas, solteras, viviendo en pareja...etc) que deciden no tener hijos, va en aumento.

    Las causas son variadas:
    1. Factores económicos. No hay trabajo y mucho menos trabajo estable. En esas condiciones la gente no tiene dinero ni perspectivas de tenerlo o bien siente miedo de perder el trabajo.
    2. La gente no confía en el futuro. Si para nosotros es difícil conseguir trabajo, ¿qué será de nuestros hipotéticos hijos en el futuro? ¿acaso lo tendrán más fácil ellos? ¿o más bien lo tendrán más crudo?
    3. Internet hace posible que las revoluciones culturales que antes eran muy locales se extiendan a la velocidad del rayo por todo el planeta. La gente está despertando de ese largo letargo en el que nos mantenían sumidos los medios de comunicación (el cine siempre vendiéndonos la imagen de que la familia da la felicidad, las series de TV,...las novelas románticas...), la religión (que considera que tener un hijo es un mandanto divino ineludible, los políticos que incitan a la natalidad con ayudas y bajo la amenaza de que la población envejece y que no habrá sistema de pensiones que aguanten si no aumenta la natalidad, la familia que nos presiona para que tengamos hijos ...
    4. La mujer encuentra en su trabajo la manera de realizarse, mientras que antaño no tenía otra manera de hacerlo que a través de la maternidad.
    5. No es fácil compaginar maternidad y trabajo y las que lo intentan acaban agotadas.
    etc, etc...

    ResponderEliminar
  2. tengo 24 y voy para los 25 nunca tendre hijos ni me casare nunca no me gusta nada soy naty neira

    ResponderEliminar
  3. Soy microempresaria naty neira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si soy miniempresaria junto a mi familia y me siento muy felizzzz de serlo kero seguir progresando cada vez mas y mass soy naty neira poblete

      Eliminar
  4. Pienso k morire sin casarme ni tener hijos nunca naty neira p por k no

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naty! por lo visto te gusta mucho este post porque has escrito varias veces. Me alegro que seas feliz sin hijos y que tengas tu propia empresa. Sigue adelante! Gracias por leerme. Un abrazo

      Eliminar